Polo Vitivinicola Metropólitano

Polo Vitivinicola Metropólitano

Desarrollo Empresarial
Bienes Públicos para la Competitividad
La zona metropolitana, en la cual se concentran la mayor parte de las bodegas y la producción vitivinícola nacional, ha sentido el impacto provocado por la baja registrada en el consumo de vino nacional asociada a diversos factores económicos, culturales y legales . En este contexto, la diversificación productiva emerge como una alternativa para la subsistencia de las bodegas, incorporando el enoturismo a su oferta comercial y reconvirtiéndose hacia la producción de vinos finos. El reciente desarrollo de esta actividad productiva implica la necesidad de trabajar para consolidar aprendizajes que posicionen al sector a nivel regional, en un contexto de expansión del turismo enológico. Es así que se presenta la oportunidad de catapultar el trabajo realizado en los últimos años para el impulso del enoturismo como motor de desarrollo económico territorial, y abordar los desafíos identificados. Entre los principales problemas detectados para la consolidación del sector y su crecimiento, entre quienes realizan este tipo de actividad, se encuentran: la escasez de la oferta enoturística y complementaria, así como su escasa articulación, la ausencia de identidad con el producto a nivel territorial, la necesidad de fortalecer la articulación público-privada, la escasez de recursos humanos calificados para las tareas propias de esta actividad, los altos costos asociados al transporte de nuestro país, la alta dependencia de turistas brasileros, la escasez de estrategias de marketing coordinadas, la heterogeneidad existente en el sector en relación a niveles de calidad, la falta de información sobre los turistas enológicos, entre otras. Además, si bien existe una creciente iniciativa colaborativa y toma de conciencia sobre la importancia del trabajo en red, aún predomina en el sector la tendencia de las bodegas de captar turistas de manera individual, sin que exista un plan articulado que sea fruto de una política interinstitucional que beneficie al sector en su globalidad y tome en cuenta las heterogeneidades existentes entre las distintas bodegas que configuran el mapa enoturístico metropolitano. Es por ello, que más allá de los esfuerzos individuales, resulta imprescindible la puesta en marcha de un Polo Vitivinícola Metropolitano, que sea liderado desde el sector público en estrecha articulación con los privados, y que sirva como soporte generador de sinergias de los esalabones vinculados a la cadena productiva. En este sentido, el proyecto buscará atender las problemáticas identificadas a partir de la creación de un Polo Vitivinícola Metropolitano como un bien público regional que canalice las ventajas comparativas, buscando hacerlas competitivas a nivel internacional, y fortalezca al sector como motor de desarrollo territorial. Asimismo, en la búsqueda de consolidar al enoturismo como actividad productiva, resulta imprescindible elaborar un Plan de Estratégico para el desarrollo de esta cadena de valor en la zona metropolitana, con una mirada de largo plazo y que contemple la participación de los múltiples actores involucrados en esta actividad, buscando generar una red de circuitos enoturísticos a nivel territorial con diversidad de actores involucrados.
  • Beneficiario: Intendencia de Canelones
  • Fecha de inicio: 01·06·2019
  • Instituciones asociadas: Asociación de Enólogos del Uruguay, Asociación de Turismo Enológico del Uruguay (ATEU), Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI), Intendencia de Canelones , Intendencia de Montevideo, Ministerio de Turismo
  • Sector Productivo: Agropecuario
  • Departamento: Montevideo, Canelones
  • Año: 2018
  • Duración: 24 meses meses

Login